Seleccione una Pagina

Un enclave único para descubrir: Sant Pere del Bosc Hotel & Spa

Ursula LockleyCuando uno imagina un hotel de cinco estrellas, le viene a la mente la palabra lujo. Pero el lujo sin alma pierde todo su encanto. A Gold Partner se trasladó a unos 6 kilómetros  de Lloret de Mar, mítica destinación turística,  para conocer un enclave único: Sant Pere del Bosc Hotel & Spa. Un antiguo monasterio benedictino construido en 986  que se abre majestuoso y nos invita a perdernos en un entorno que nos devuelve nuestra paz natural. Engalanado con una piscina exterior de agua salada, y con el mar Mediterráneo como telón de fondo.image

El hotel cuenta también con servicios especializados de dietista, servicio de limusina, Personal Shopper, traducción simultánea así como carta de almohadas, masajes, baby-sitting, peluquería y maquillaje o baños aromáticos con sal en las habitaciones y más de cincuenta tratamientos en la zona de spa.

Ursula Lockley pudo disfrutar de un fin de semana de relax, de la mano de A Gold Partner quienes llevamos a cabo un sorteo mediante redes sociales. Ella nos quiso transmitir su experiencia en Sant Pere del Bosc Hotel & Spa:

Habitación Cava

Habitación Cava

Desde que cruzas la valla, la majestuosidad del complejo te sorprende y te invita a disfrutar de su estancia.

En la recepción nos esperaba Alicia con una gran sonrisa, que nos facilitó la información necesaria para ser autónomos y perfectamente atendidos con la discreción y buen saber hacer que caracteriza a todo el personal que trabaja allí.

Estuvimos alojados en la habitación Cava, que presumía de una decoración cuidada e impecable que contenía una cama enorme.

El tiempo no nos acompaño durante la tarde del sábado, así que aprovechamos para saborear  las magníficas instalaciones de su Spa: un espacio íntimo con paredes tostadas  donde el agua ligeramente salada nos deshizo el recuerdo de una semana ajetreada.Spa

Sant Pere del Bosc de noche no envidia la luz del día. El espacio exterior se viste con la capa estrellada del cielo nocturno. Acompañado de luces y música suave que  invitan a quedarse sin hacer uso del reloj y  disfrutar  tanto de la cena de su restaurante como de la carta de cócteles que ofrecen en el jardín.

Al día siguiente pudimos disfrutar de un exquisito surtido de tartas caseras, en la terraza que da al huerto seguido de un baño en la piscina exterior.

Sant Pere del Bosc Hotel & SpaVolveremos a Sant Pere del Bosc y sobre todo lo recomendamos para quiénes busquen un Oasis de Comodidad y Paz.

Muchas gracias A Gold Partner por este delicioso regalo”

¡Suscríbete a nuestro blog!

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*